wearables para bebés

Wearables para bebés, ¿le pondrías uno a tu hijo?

¿Te compraríais un Apple Watch? Quizá por el precio, no, pero… ¿te gustaría tenerlo? Es un reloj inteligente capaz de medir tus constantes vitales, notificar tu emails, informarte del tiempo e incluso recibir y emitir llamadas… Puede ser uno de los “wearables” más deseados en el panorama tecnológico actual. Pero estos dispositivos vestibles van mucho más allá que un reloj o una pulsera para adultos. Han cambiado nuestros hábitos de vida midiendo constantemente nuestro organismo.

Ayer organizamos una tertulia en Capital Radio con dos gurús de la tecnología: Pedro Diezma y Javier Sirvent de Zerintia. Hicimos un repaso por varios tipos de estos dispositivos relacionados con la salud y los bebés. Por ejemplo, ¿habías oído hablar sobre el Sproutling? Se trata de una tobillera fabricada en Estados Unidos que se pone al bebé en la que un sensor recoge todo tipo de datos sobre el estado del recién nacido: la frecuencia cardíaca, la temperatura de la piel, el movimiento y la posición del niño. Los datos son transmitidos a través de una aplicación que se comunica con tu teléfono móvil y te permite saber si el pequeño está durmiendo a pierna suelta o si algo va mal.

A simple vista parece una herramienta tecnológica muy útil para los papás. En sus vídeos promocionales, la empresa productora muestra a una pareja de papás disfrutando de una velada en el jardín mientras su bebé duerme en el interior de la casa sin más vigilancia que esta tobillera agarrada a su pierna. Es como la versión tecnológicamente  avanzada del clásico walky talky para bebés.

Pero… pensándolo mejor, ¿de verdad es necesario? Las estadísticas son escalofriantes: el 81% de los bebés con 6 meses ya tienen presencia en Internet, por supuesto, sin su consentimiento. Cuando subimos fotos a Facebook de nuestros hijos, la plataforma es capaz de etiquetar a nuestros bebés a través del conocido face recognition. Esto supone que, cuando dentro de 5 años subamos otra foto, la herramienta sabrá que se trata de la misma persona. Y cuando nuestro hijo se abra su propio perfil, también sabrá que es el mismo. A mí particularmente me dan escalofríos de pensar los usos que se le puede dar a este tipo de información en malas manos.

Os cuento esto porque, ese wearable para bebés en forma de tobillera con un corazón es capaz de recoger datos del comportamiento de tu bebé y poner esa información a disposición de… ¿quién? No lo sabemos con certeza. Según los expertos, las empresas “fiables” no guardan los datos, simplemente éstos se almacenan en tu dispositivo, y cuando elimines la aplicación, se borrarán de forma instantánea. En mi opinión, discrepo. La información es poder, y en este caso, en Internet los datos son el poder. El poder de saber con más o menos certeza las necesidades reales de los usuarios… es decir, qué tengo que crear para vendértelo porque sé que lo necesitas. ¿De verdad las empresas que invierten en esta tecnología van a desaprovechar la oportunidad de disponer de toda esa valiosísima información?

Y por otro lado, ¿realmente estos sensores no afectan nocivamente al organismo humano? Se habla mucho sobre las radiaciones que emiten los teléfono móviles, la wifi y otros dispositivos que utilizamos a diario. Las empresas aseguran que son saludables, pero algunos médicos no están de acuerdo en la neutralidad de estas ondas. ¿A quién hemos de creer? ¿A los profesionales de la salud o a las empresas que quieren vender dispositivos?

Los adultos elegimos utilizar la tecnología y asumimos los riesgos de hacerlo, primero porque no tenemos la certeza de que haya peligro, aunque tampoco la tenemos de que no lo haya. Simplemente la usamos porque nos resulta útil o porque nos gusta presumir de tener ciertos aparatos. Pero somos adultos y somos capaces de tomar la decisión de uso del móvil, de la pulsera Fitbit o cualquier smartwatch. ¿Qué pasa con nuestros bebés? ¿Eligen ellos si quieren utilizar estos dispositivos?

Mi compañera María propuso una pregunta realmente interesante: ¿este tipo de wearables no pueden hacer a los padres perder esa intuición que muchas veces detecta si algo va mal con nuestro bebé? En mi opinión, sí. Es como usar una calculadora para hacer operaciones simples. Si utilizamos siempre la máquina para obtener la respuesta en lugar de hacer el ejercicio, nuestra mente pierde agilidad para realizar cálculos matemáticos tanto simples como complejos. Si dejamos a la tecnología la responsabilidad de detectar ciertas enfermedades o malestares de nuestros bebés, nosotros los padres dejaremos de percibir las particularidades de nuestros hijos cuando se sienten mal.

Hay otros wearables para bebes muy interesantes que son capaces de predecir la apnea, por ejemplo. Son unas mantitas que a través de los sensores te alertan si las constantes vitales del pequeño no van bien. Realmente son aparatos útiles que pueden salvar vidas. Si el pequeño requiere de estos controles, es indudable que todos los padres los utilizaríamos. Pero, así por las buenas, someter al pequeño a una medición constante de su estado vital, ¿no resulta un poco obsesivo?

Más cosas interesantes que nos contaron Pedro y Javier son algunos de los proyectos donde la tecnología está al servicio de la salud. Se atrevieron a augurar que “en 2 ó 3 años tendremos en el mercado un dispositivo capaz de predecir el cáncer”. Eso es realmente maravilloso, un gran avance para la humanidad sin ninguna duda.  Otro ejemplo son los patucos que detectan trastornos de déficit de atención desde que son bebés. Estos dispositivos miden la forma en la que duerme el bebé y permite adelantarte al problema.

 

Desde luego, es un tema polémico. Y tú, ¿pondrías un wearable como estos a tu recién nacido para medir sus constantes vitales a diario y predecir posibles malestares o enfermedades futuras?

Gracias por tu lectura y comentarios 🙂

Verónica López Burgos

eCommerce Director en El Rincón de Mis Alhajas

Consultora eCommerce y Estrategia Digital

Linkedin https://es.linkedin.com/in/veronicalopezburgos

Twitter @veronicalburgos

 

 

Anuncios

Cuéntame qué opinas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s